Diferencias entre un hosting para Windows o para Linux

Cuando se crea una página web hay dos elementos obligatorios para que esta pueda ser accedida a través de internet: dominio y hosting. El primero es el nombre único que tendrá el sitio web y el segundo es el lugar donde se almacena u hospeda.

El hosting o servidor tiene un sistema operativo (el cual no debes confundir con el de tu ordenador) que puede ser Windows o Linux. Muchas veces al cliente se le hace difícil escoger uno u otro porque no conoce las funcionalidades y diferencias existentes entre ambos sistemas operativos.

Por esta razón en el presente post podrás identificar las diferencias entre hosting para Windows o para Linux y así saber, cuál es el que te conviene.

¿Qué es un hosting?

El alojamiento para páginas web, también llamado hosting, consiste en un espacio donde se puede hospedar cualquier contenido al que se acceda a través del internet, incluyendo videos, fotos, programas, correos, aplicaciones y, por supuesto, páginas web.

Para entender mejor que es un hosting, podemos asemejarlo a un hotel, donde tienes que pagar por una habitación para poder hospedarte. En este caso, pagas por un espacio de almacenamiento que te permite estar en línea las 24 horas al día.

Diferencias entre hosting para Windows y para Linux

Cuando se investiga sobre los sistemas operativos Windows y Linux para servidores, hay mucha controversia y algunas fuentes dicen que uno es mejor que otro. Sin embargo, esto no es del todo cierto ya que ambos tienen sus propias particularidades que los convierten en buenas opciones. Y aunque la mayoría de los servidores usan Linux, hay muchos proveedores que se decantan por Windows.

En realidad, para elegir uno u otro, tienes que guiarte por sus características y qué tanto se adapte a lo que en realidad necesitas.

En este sentido, la diferencia principal de ambos es el lenguaje de programación que utilizan, ya que Linux trabaja con PHP y bases de datos MySQL, por lo tanto, si estás aquí porque quieres crear un blog WordPress esta es la mejor opción, para este tipo de aplicaciones.

Por otra parte, Windows emplea ASP, ASP.NET y bases de datos Access, pero esto no le impide que pueda ejecutar aplicaciones que incluyan las características anteriores, aunque con este servidor son más costosas. No obstante, todo lo que se crea en Microsoft es mejor alojarlo en Windows.

Otras consideraciones a tener en cuenta entre ambos son las siguientes:

El uso de las mayúsculas y minúsculas

Mientras que en Linux las mayúsculas y minúsculas tienen significados distintos en los nombres de fichero, en Windows significarán lo mismo, por lo tanto, si escribes la primera letra en mayúscula y era en minúscula no pasa nada.

Los directorios

Con relación a los directorios, se indica que la separación de ellos en Windows puede hacerse con cualquiera de las siguientes barras \ o / mientras que en Linux solo se permite /.

Codificación

La codificación de los caracteres es distinta porque en Linux se utiliza UTF-8 para codificación; mientras que el otro sistema operativo emplea Windows-125.

Conclusiones

Una vez identificadas las diferencias, se reafirma que para elegir un servidor hay que pensar en las necesidades que se tengan, ya que ambos son de buen rendimiento, sofisticados, fiables y se posicionan como los más dominantes.

No obstante, Linux comprende muchas más aplicaciones y es más económico por ser de código abierto. Por otra parte, Windows está dedicado especialmente a las compañías que trabajan con programas de Microsoft, tiene menos soporte para ciertas aplicaciones y su catálogo con relación a estas últimas es más débil.

Asimismo, ambos permiten configuración de correos electrónicos, pero al hablar de seguridad, Linux es el mejor por su soporte técnico eficiente.

Contenidos relacionados

No se ha encontrado ninguno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir